La Ley de dependencia, ¿Cuáles son las ventajas para los usuarios?

La Ley de Dependencia se ha creado para responder al derecho a la promoción de la autonomía personal y la atención a las personas que se encuentran situación de dependencia, a través del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD). Esta ley está fundamentada en varios principios basados en la atención a las personas de forma integral, al acceso a todos ellos a unas condiciones de igualdad y no discriminación, a garantizar su permanencia en el entorno en que desarrolla su vida en la medida de lo posible, a la participación de familiares y representaciones legales, y a la cooperación por parte de las Administraciones Públicas. El usuario, gracias a la Ley de Dependencia, podrá acceder a los siguientes servicios en función de sus necesidades:

Servicio de promoción de autonomía

Consiste en desarrollar y potenciar sus capacidades personales para controlar, afrontar y tomar decisiones acordes con sus propias preferencias y facilitarle las actividades básicas de la vida diaria. Son servicios principalmente de asesoramiento, orientación, asistencia y formación en tecnologías de apoyo que faciliten las actividades cotidianas.

Servicios de prevención en situaciones de dependencia

Tiene la finalidad de prevenir el agravamiento de enfermedades o discapacidades a través de programas desarrollados en coordinación con los servicios sociales de salud, para el fomento  de las condiciones de vida saludable o de rehabilitación dirigidos a personas mayores y con discapacidad o incluso para personas que se ven afectadas por procesos de hospitalización complejos.

Servicio de atención residencial

Se trata de un servicio de atención integral y continuada que se presta en centros residenciales públicos y acreditados, adaptados a las necesidades de cada personas y de carácter personal social y sanitario. Puede ser tanto una estancia permanente como temporal (descanso vacacional del cuidador, fines de semana, estados temporales de convalecencia, etc).

Servicio de Centro de Día

Es una atención integral diurna, con un enfoque biopsicosocial dirigido a la promoción de la autonomía, la habilitación o atención asistencial y personal. Trata de fomentar la autonomía de la persona y apoyar a las familias y cuidadores.

Servicio de Centro de Noche

Es un apoyo para las personas en situación de dependencia que necesiten cubrir necesidades específicas durante la noche.

Servicio de Teleasistencia

Es una atención ininterrumpida a domicilio a través del uso de tecnologías de la comunicación, que facilita la respuesta inmediata en situaciones de emergencia, inseguridad, soledad o aislamiento. Actúa a través de la instalación de un dispositivo que el usuario activa como alarma y automáticamente conecta con una central de atención en la que los profesionales contactan con el usuario de forma inmediata e incluso envían ayuda urgente. La idea de este servicio es tratar de mantener a la persona en su hogar, con la calidad de vida que esto conlleva, pero garantizando la intervención inmediata en caso de urgencia.

Ayuda a domicilio

Trata de atender las necesidades básicas de las personas en situación de dependencia, dando la posibilidad de permanecer en su domicilio el mayor tiempo posible y tratando de incrementar su autonomía lo máximo posible. En este servicio se desarrollan dos líneas de actuación:

  • Actuaciones vinculadas a las necesidades domésticas: Limpieza, lavado, cocina, etc.
  • Actuaciones relacionadas con la atención personal para la vida diaria: Acompañamiento, apoyo psicosocial, desarrollo de hábitos saludables, etc.

Una Ley que en cada uno de los servicios trata de potenciar la autonomía de la persona en la mayor medida posible y sobre todo, mejorar su calidad de vida.

, ,
Factores de riesgo en el Alzheimer
El Alzheimer antes de los 65 años

Entradas relacionadas

3 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.