Aseo personal ¿cómo ayudar a las personas dependientes?

La higiene corporal es muy importante, por un lado para mantener una buena imagen personal y por otro, para asegurar un buen estado de salud.
Los cuidadores asumen la responsabilidad del aseo personal de las personas que cuidan, teniendo en cuenta que la clave para mantener una piel limpia e hidratada para dar esquinazo a problemas cutáneos e infecciones, aportando beneficios para una adecuada circulación de la sangre y contribuyendo a mantener a la persona relajadas y tranquilas cuando se sienten aseadas.

Si se da el caso de un alto nivel de dependencia de la persona, es necesario que el cuidador tenga conocimientos sobre higiene postural y movilización para poder asistir correctamente la higiene personal de la persona a tratar.

  • Cuando el usuario puede levantarse de la cama

En este caso, si la persona dependiente tiene capacidad para levantarse de la cama, el cuidador o la persona de ayuda a domicilio, debe ayudarla a colocarse lo más cerca posible del canto de la cama, sacar las piernas fuera y apoyarlas en el suelo para después incorporar el resto del cuerpo con la ayuda de los brazos, una vez sentado en el borde de la cama podrá levantarse con mayor facilidad y sin riesgo de sufrir ninguna lesión. Este proceso debe hacerse lentamente para evitar posibles caídas y mareos al cambiar de posición horizontal a vertical.

  • Cuando el usuario se asea en el lavabo

Si está en el lavabo, bien lavándose la cara, manos o cepillándose los dientes, debemos procurar que se mantenga de pie correctamente, mantenernos cerca del usuario por si pierde el equilibrio, flexionar las piernas cuando se incline en el lavabo y que apoye las manos en el lavabo para tener un punto de apoyo y evitar que recaiga sobre la espalda todo el peso.

  • Cuando el usuario se asea en la ducha.

La hora de la ducha puede resultar un poco más trabajosa, pero siguiendo una correcta indicación, no tendremos inconvenientes o posibles peligros. En el momento de la ducha también es aconsejable mantener las rodillas ligeramente flexionadas y con la espalda recta. Es es recomendable ducharse mirando hacia donde está colocada la ducha de forma que el agua le impacte de forma frontal.
Es aconsejable que haya una barra de agarradera, para que el usuario tenga un punto de apoyo y se agarre cuando lo necesite.

  • La acción de vestirse

En este punto, la persona encargada de la ayuda a domicilio, debe seguir unas pautas para que la tarea de vestir a la persona le resulte más sencilla. Para colocarse la parte inferior de la ropa, lo más recomendable es comenzar sentados para después levantarse mientras terminamos de colocar la prenda. El calzado lo colocaremos sentados y subiendo un pie sobre la otra pierna respectivamente para no tener que inclinar demasiado la espalda.

  • Cuando el usuario no puede levantarse de la cama

Comenzamos recostando a la persona dependiente de un lado, utilizando cojines y almohadas para mantenerla en la posición adecuada. Utilizaremos un recipiente con agua jabonosa para lavar, otro recipiente con agua para aclarar y una toalla para limpiar la piel cuidadosamente y por partes. Procura secar meticulosamente cada pliegue de la piel, para evitar humedades y aparición de hongos o infecciones.
Para lavar la cabeza, la colocaremos cerca de un lateral de la cama y sobre un plástico, para poder verter agua cuidadosamente, enjabonando y aclarando posteriormente.

Siempre la labor del cuidador tiene que ser con el mayor respeto para la persona dependiente ¡Cómo te gustaría que te tratasen a ti!

, ,
El perro, el mejor amigo del …¿ALZHEIMER?
Reflexiones de la vida «Todo hijo es padre de la muerte de su padre»

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú