Ciudad Amigable con las personas mayores

¿Sabes qué es una Ciudad Amigable? Te vamos a contar en estas líneas todo lo que necesitas saber.

Si alguna vez te has parado a pensar en qué lugar te gustaría envejecer y en las condiciones que te gustaría hacerlo, ese sitio se resume en 2 palabras: Ciudad Amigable.

La OMS ofrece orientación y promueve la adquisición de conocimientos sobre cómo evaluar el grado de adaptación de una ciudad o comunidad a las personas mayores, cómo integrar una perspectiva que tenga en cuenta al sector de la tercera edad en la planificación urbana y cómo crear entornos adaptados a las personas mayores y las necesidades que pueden demandar.

Actualmente en nuestro país, 8,4 millones de personas son mayores de 65 años, lo que supone casi el 18% de la población, y en 2050 seremos casi el 32%. Es evidente, la necesidad de disponer de entornos y servicios diseñados para promover la calidad de vida de todas las personas, especialmente, de las personas mayores.

La OMS identifica 8 áreas del entorno urbano y social que influyen en la salud y calidad de vida de las personas y que son valoradas por las personas mayores, de forma que el proyecto impulse la realización de propuestas concretas para mejorarlas:

  1. Espacios al aire libre y edificios
  2. Transporte
  3. Vivienda
  4. Participación Social
  5. Respeto e inclusión social
  6. Trabajo y participación ciudadana
  7. Comunicación e información
  8. Apoyo de la Comunidad y servicios sociales y de salud

La Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores proporcionará beneficios derivados de las actuaciones de mejora que se llevarán a cabo en el municipio y que responderán a las necesidades y demandas expresadas por la población.

Una ciudad amigable con los mayores ofrece una respuesta local al fenómeno del envejecimiento demográfico, mejorando la calidad de vida de las personas mayores, y del resto de la población de esa localidad. Es decir, una ciudad adecuada al mayor, a sus necesidades. La clave es eliminar barreras, promover la inclusión del sector de la tercera edad, impulsado a participar a las ciudades a apostar por una zona con calidades para los mayores.

El propósito de una CIUDAD AMIGABLE es ayudar a las ciudades a mirarse desde la perspectiva de las personas mayores, a fin de identificar en qué aspectos y de qué manera pueden ser más amigables con los mayores.

Cierra los ojos, imagina una ciudad con parques sin barreras arquitectónicas, zonas verdes para pasear, espacios con actividades exclusivas para mayores, donde los escalones se transformen en rampas, parques saludables para mayores dotados de máquinas de rehabilitación, zonas de spa, masajes… Abre los ojos, esa Ciudad Amigable está más cerca de lo que has imaginado.

, , , , , ,
Huellas maestras
El Gran Reto a Debate

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú