¿En qué ayuda la actividad física y la fisioterapia a personas mayores?

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, pone en valor la importancia del deporte.

Un estudio demuestra que  realizar ejercicios físicos y estiramientos, durante un tiempo determinado, hace que el flujo sanguíneo mejore de forma notable. De ahí la importancia de la actividad física y la fisioterapia en las personas mayores.

¿Somos conscientes de la importancia que tiene el Servicio de Ayuda a Domicilio?

Una labor social realizada por organizaciones que se dedican al cuidado de la persona, principalmente centrada en el colectivo de personas mayores que comienzan a tener una situación de discapacidad y/o dependencia y que cada año este servicio se va haciendo más importante debido al envejecimiento de la población. Ello conlleva un aumento en las demandas de cuidados y atención personal.

La ayuda a domicilio busca y  ofrece un cuidado personalizado y ayuda al establecimiento de una rutina diaria, ya que se  recibe la  asistencia en nuestro propio domicilio. Es por ello que debemos utilizar también este servicio para el estiramiento muscular diario ya que aporta beneficios de salud a personas mayores con movilidad reducida.

Según una nueva investigación publicada en ‘Journal of Physiology’, a pesar de los bien conocidos efectos beneficiosos del ejercicio, la proporción de personas mayores que participan en programas regulares de ejercicio todavía sigue siendo baja ya que la propia naturaleza del ejercicio diario a estas personas les resulta extenuante.  Los músculos débiles de las personas con movilidad reducida hacen menos probable participar de estos ejercicios tan beneficioso para la salud.

En servicios de ayuda a domicilio especializados, el estiramiento muscular se realiza ampliamente como un calentamiento o enfriamiento y es de baja intensidad en comparación con otros ejercicios aeróbicos, lo que hace que incluso las personas mayores pueden realizar estiramientos musculares con un riesgo mínimo de lesiones.

Investigadores de la Universidad Estatal de Florida, la Universidad Estatal de Kansas, en Estados Unidos, y la Universidad de Electrocomunicaciones en Tokio, Japón, han descubierto que el estiramiento muscular regular, realizado cinco  veces por semana, durante cuatro semanas, aumenta el flujo sanguíneo a los músculos de la pierna y  regula mejor la función de las arterias en los músculos de la parte inferior de las piernas, elevando  la cantidad de capilares dentro de los músculos estirados. Es por ello que  aquellas personas con movilidad limitada que implementen estiramiento muscular de forma regular  podrían mejorar el flujo de sangre a los músculos, teniendo implicaciones muy importantes  para las personas con problemas en la parte inferior de la pierna con problemas al caminar debido a la falta de movilidad.  Los pacientes  con enfermedad de la arteria periférica y los pacientes con problemas en los pies o las piernas relacionados con enfermedades como la diabetes podrían usar estiramientos musculares para mejorar el flujo de sangre a sus extremidades inferiores y elevar o recuperar la función de caminar.

La fisioterapia en el domicilio.

La investigadora principal del estudio, Judy Muller-Delp, profesora de Ciencias Biomédicas en la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Florida, señala que “Los beneficios del ejercicio son bien conocidos, pero las personas mayores con movilidad limitada a menudo tienen menos probabilidades de participar”.  Este estudio sugiere que  el estiramiento muscular estático realizado regularmente puede tener un impacto real al aumentar el flujo sanguíneo a los músculos de la parte inferior de la pierna, por ello se debe impulsar  la fisioterapia en el domicilio como función regular, dirigida y coordinada por un profesional,  que introduzca esta  especialización en el  servicio  para ayudar a las personas que luchan por caminar debido al dolor o la falta de movilidad  ya que así podrán realizar actividades para mejorar su salud.

Recientemente, además, se ha celebrado  la ‘I Jornada de Fisioterapia Oncológica y Cuidados Paliativos’, organizada por el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM) en el Auditorio del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, en la que el doctor y miembro de la Comisión de Fisioterapia Oncológica y Cuidados Paliativos del Departamento de Salud y Rendimiento Humano de la Universidad Politécnica de MadridAlejandro San Juan Ferrer, ha destacado  la importancia del deporte para combatir la fatiga crónica y ha hecho hincapié en la fatiga como uno de los efectos secundarios tanto tempranos como tardíos en algunas enfermedades, reconociendo que, aunque algunos especialistas aún no lo recomiendan, “la actividad física es la herramienta principal para romper el ciclo de la fatiga perpetuada, que es uno de los efectos más comunes en la enfermedad”.

El programa de ejercicio físico debe ser, en cualquier caso, personalizado y  los beneficios que aporta el deporte en los pacientes benefician la salud, el bienestar y la calidad de vida, ayudando en combatir la falta de movilidad.
,
Ancianos abandonados. La falta de Valores actual
Aulas abiertas. Formación continua

Entradas relacionadas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.