Día mundial de la población: el regalo del cambio

Todos los 11 de julio, la ONU nos invita a hacer una reflexión a razón del día Mundial de la Población.

He de confesar que hasta hace un tiempo yo no entendía por qué se le dedicaba un día para casi todo, es más, lo consideraba algo absurdo. Hoy veo la utilidad porque, si no es así,  pasamos por alto  aquello que en ciertos momentos nos acompaña en nuestras vidas y nos hace cambiar nuestra manera de sentir, pensar y actuar como  el Alzheimer, la salud o la alimentación; o nos permite homenajear a personas tan relevantes como las madres.

Hoy toca hacer una reflexión sobre la población. Más de 7000 millones de personas como tú y como yo con las que, a pesar de sentirnos diferentes y residir en la cara opuesta del globo compartimos preocupaciones, alegrías y sentimientos.  Todos, desde nuestra individualidad, llevamos un  modo de vida y nos comportamos siguiendo un patrón, que irremediablemente tiene consecuencias que se pueden analizar de manera comunitaria. Y así, sin darnos cuenta,  como si fuésemos alfareros estamos moldeando, a cada vuelta, y cada giro del globo, una nueva forma de pirámide poblacional que más se parece a una seta dibujada por un niño de infantil.

Los avances en la medicina, las mejoras en la alimentación y la mejora de la calidad de vida en general, han hecho que el índice de mortalidad caiga y la esperanza de vida de las personas ascienda, cada vez más. Como resultado tenemos una población  que se muestra cada año más envejecida.

En enero de 2010 las Naciones Unidas publicó  el informe Envejecimiento de la población 2009. En el contenido de este informe se destacan cuatro conclusiones principales:

  1. No tiene precedentes en la historia de la humanidad.
  2. Es generalizado, ya que afecta a casi todos los países del mundo.
  3. Es profundo y tiene importantes consecuencias para todas las facetas de la vida humana ( En el ámbito económico, social, político,etc)
  4. Es permanente. Desde 1950, la proporción de personas mayores ha aumentado constantemente, pasando del 8% en 1950 al 11% en 2009, y se espera que alcance el 22% en 2050.

Tenemos pues en nuestras manos un gran regalo, que es saber aceptar y gestionar el cambio poblacional.- ¿CÓMO? – Pues  cambiando nosotros también y haciéndolo de dentro hacia afuera. Es decir, solo cambiando nuestra concepción de la sociedad, de las personas y siendo conscientes de nuestro alrededor podremos generar un presente y futuro adecuado para nuestros mayores y para nosotros un breve espacio de tiempo. Hemos de poner toda la carne en el asador para hacerlo lo mejor que cada uno de nosotros sepamos. Así,  podremos estar  satisfechos  de nuestra obra común.

Es necesario, para ello, educar, desde las edades más tempranas, a convivir con un sector de la población diferente, que se mueve a otro ritmos y genera dependencia. Especializar a los profesionales que se dedican a este sector para conseguir una atención de calidad y generar recursos económicos sostenibles.  Es decir todo un reto a nuestro alcance.

¡FELIZ DIA MUNDIAL DE LA POBLACIÓN!

“El envejecimiento poblacional es un triunfo de la humanidad, pero también un desafío para la sociedad” (Kannus P et al (2005).

 

,
Vacaciones Vs Alzheimer ¿Cómo disfrutar de unas vacaciones más complicadas de lo normal?
Vacaciones accesibles para todos

Entradas relacionadas

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.