Vacaciones Vs Alzheimer ¿Cómo disfrutar de unas vacaciones más complicadas de lo normal?

Las  “merecidas vacaciones” es cosa de tod@s.  Al legar el verano todos tenemos la necesidad de desconectar unos días y sentirnos libres de ataduras.  Decir adiós a los horarios estrictos y liberarnos de ciertas responsabilidades nos permite retomar fuerzas y volver a empezar  con otra mirada, la rutina que nos marca el resto del año.

Esta necesidad se hace aún más latente en las personas cuidadoras de un enfermos de Alzheimer (u otra demencia asociada a la edad) y a la vez más dificultosa por las características que plantea la enfermedad.

Las Asociaciones de Familiares de Enfermos de Alzheimer, son perfectamente conscientes de las dificultades que muestra este sector, de hecho algunas como AFAGI (Alzheimer Guipúzcoa), cuentan, desde el año 2000,  con un programa que facilita unos días de vacaciones a sus asociados, creando espacios comunes de ocio para el familiar y enfermo /a. Entre otras actividades realizan estimulación, manualidades, ejercicio, actividades lúdicas, autoayuda.

En otras comunidades, como es el caso de Castilla la Mancha, son los poderes públicos los que toman parte en este asunto. En 2010, 345 personas disfrutaron del programa de respiro promovido por la Junta para el descanso de los enfermos y familiares.

Sea de la manera que sea, con o sin ayuda de programas específicos,  tener la responsabilidad de atender los cuidados de una persona con demencia no debe suponer una renuncia al periodo estival.

A continuación, y siguiendo con la ronda de consejos para el verano, os ofrecemos una serie de puntos a temer en cuenta si viajas con un enferm@ de alzheimer:

  1. MEJOR EN COCHE PROPIO: Si tienes la oportunidad de viajar en coche propio, no la desaproveches. Esto os dará la oportunidad de para a descansar cada vez que la persona enferma lo necesite.
  2. EVITA LAS GRANDES DISTANCIAS: Procura que el destino elegido no  os obligue a pasar largas horas en el coche. Así evitarás un cansancio excesivo para tu familiar.
  3. HAZLE PARTÍCIPE EN LOS PREPARATIVOS:  Aprovecha para hacer un ejercicio de reminiscencia y recordar cómo preparabais las vacaciones cuando vosotros, los cuidadores erais pequeños.
  4. MANTEN UN POCO DE RUTINA: la rutina diaria ayuda a l@s enfermos de Alzheimer a orientarse y sentirse seguros. Procura, en la medida de las posibilidades, mantener una rutina, por ejemplo: desayuno – paseo – baño (piscina o playa)- comida- actividad lúdica- cena-descanso
  5. EVITA LOS LUGARES CON MUCHO BULLICIO: es hora de cambiar los grandes hoteles donde se acumulan cientos de personas en el comedor y elegir un hotel más pequeño, apartamento o casita rural.
  6. SI VAS A CASA DE ALGÚN FAMILIAR: Procura informarle antes de los cambios que ha supuesto la enfermedad, tanto en la vida  de tu familiar como en la vuestra. De esta menra comprenderá mejor la enfermedad y los nuevos comportamientos.
  7. CONTROLA EL CONSUMO DE AZÚCAR y otros excitantes como teina, cafeína, etc. Así evitarás episodios de agitación innecesarios.
  8. TEN PACIENCIA: No muestres prisas, ni  aceleres ritmos. Sino todo lo contrario. Si en un espacio y rutina usual, la persona con demencia necesita más tiempo para hacer actividades y reconocer a personas y espacios, en un lugar nuevo estos tiempos puedes alargarse un poco más. Recuerda que estás de vacaciones y no es momento de correr.
  9. USA MÉTODOS DE IDENTIFICACIÓN: Es posible que en un momento determinado la persona se desoriente, en estos momentos aumenta el riesgo de pérdida.  Es importante que estén identificados constantemente con una pulsera o colgante con su nombre, residencia de vacaciones, tfno del cuidador, e indicar que tiene la enfermedad de Alzheimer.
  10. PON EN LA MALETA ALGÚN OBJETO PERSONAL  QUE LE DE SEGURIDAD: Puede ser una foto, cojín favorito, etc. Lago que use a diario en casa y que se pueda trasladar a la residencia de vacaciones.
  11. Allí donde vayas, PONTE EN CONTACTO CON UNA ASOCIACIÓN DE FAMILIARES.  No olvides que cuentan con profesionales que pueden ayudarte a manejar situaciones dificultosas.
  12. DISFRUTA delos  momentos de relajación que te ofrece este tiempo y comparte los buenos ratos con tu familiar.

Estas recomendaciones son útiles en enferm@s que se encuentran en una fase leve o moderada. Cuando la demencia se encuentra en un estadío avanzado, es recomendable no trasladar al enfermo / a de su domicilio. En estos casos es recomendable:

  1. COMPARTIR LOS CUIDADOS CON OTROS FAMILIARES:  Así es posible viajar solos y compartir responsabilidades.
  2. HACER USO DE OTROS RECURSOS como las residencias para enfermos de Alzheimer, que te permiten hacer uso de manera temporal, al menos mientras os familiares se encuentran de descanso. Esto permitirá desconectar y volver a retomar la tarea con un nuevo aire.

Espero que estos consejos os resulten útiles ayuden a disfrutar de esas merecidas vacaciones

,
Productos de apoyo para la memoria, proyecto del IMSERSO
Día mundial de la población: el regalo del cambio

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.