El verano también es para los cuidadores

Cuando una persona ayuda a otra persona dependiente es un cuidador. Dentro de los cuidadores tenemos los profesionales y los no profesionales, que no tienen una titulación oficial para ejercer dicha actividad.
Los cuidadores no profesionales, suelen ser familiares o amigos, y prestas el apoyo necesario a una persona incapacitada para satisfacer sus necesidades básicas y aquellas otras derivadas de su situación de dependencia.
En muchas situaciones familiares, los propios integrantes de ella misma presta su apoyo a la persona dependiente para ayudarle a realizar sus tareas diarias, pero existe una figura centra: el Cuidador Principal, que adquiere un mayor grado de responsabilidad dedicándole más tiempo y esfuerzo a la persona que necesita el apoyo,

En España, el perfil de los cuidadores está formado por cuidadores familiares que son mujeres en un 80% de los casos, con una edad media superior a 52 años y que comparten el domicilio con la persona a la que cuidan. Comparten el rol de cuidador con otros roles familiares, no reciben ayuda de otras personas y no tienen ocupación laboral.

Cuidar a una persona dependiente en verano, debido a esta estación temporal, conlleva una serie de circunstancias especiales que pueden afectar tanto positiva como negativamente a los cuidadores y sus familiares (temperaturas altas, vacaciones escolares, familia que vuelve a casa, viajes, etc).

Vacaciones en casa

Los programas de respiro familiar, centros de día y servicio de ayuda a domicilio también son una estupenda alternativa cuando no existe una red de apoyo familiar.
Si algunos familiares o amigos están de vacaciones, es una buena opción compartir las tareas o que ellos se encarguen de los cuidados diarios para conseguir unos días libres o unas horas semanales para desconectar de la rutina y cargar las pilas.
Busca alternativas de ocio durante el verano, hay campamentos para adultos con discapacidad o mayores, terapias en el agua, actividades al aire libre, excursiones, viajes programados y campamentos urbano. Cualquier actividad puede ser apropiada para hacer algo distinto en verano. Infórmate en las entidades de tu entorno de las actividades que dispongan.

Algunos recursos para el Ocio en verano:

Y recuerda los 5 pilares básicos para verano, tanto para personas dependientes como para los cuidadores:

  1. Beber mucho líquido y comer ligero y variado.
  2. Proteger la piel y la vista.
  3. Cambiar de posturas y realizar tablas de ejercicios apropiadas.
  4. Cuidar la higiene.
  5. Evitar el aire acondicionado directamente.
, , ,
Vacaciones accesibles para todos
La importancia de ser abuelo

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú