Las mejores soluciones para que la casa sea cómoda y segura para las personas mayores

Muchos estudios han confirmado que 8 de cada 10 personas mayores quieren envejecer en su casa en lugar de ser trasladadas a un centro de asistencia o a una residencia de mayores. Desean pasar los años que les quedan en un hogar familiar, rodeados de familiares, amigos y vecinos. Sin embargo, suele ocurrir que la casa no esté adaptada para el cuidado a largo plazo. En la entrada de esta semana, señalamos algunas modificaciones que se puede hacer en casa para construir un hogar seguro para las personas mayores.

  1. Ensanchar las puertas. En el caso de las personas mayores que dependen de ayudas para la movilidad, como andadores o sillas de ruedas, es necesario ampliar la anchura de las puertas para que les resulte más fácil pasar de una habitación a otra.
  2. Instalar rampas. Si se vive en una casa, los escalones exteriores que conducen a la puerta principal pueden ser un verdadero reto para las personas mayores con problemas de movilidad y equilibrio, por lo que la instalación de rampas exteriores es una modificación muy necesaria. En caso de que vivas en un piso, es necesario hablarlo con la comunidad de vecinos para que todos aporten su granito de arena. Es una medida que beneficiará a todos en un futuro.
  3. Modificaciones en la cocina. Puede que la disposición de algunos electrodomésticos no sea adecuado para las personas mayores (entorpecen el acceso, limitan la movilidad, etc), o puede que la altura de los muebles y las encimeras no sea tampoco idóneo para su uso diario.
  4. Modificaciones en la bañera y la ducha. Las modificaciones del baño son fundamentales para la seguridad de las personas mayores que quieran permanecer en casa. Muchas familias sustituyen la bañera por una ducha que facilita el acceso y hace más segura la entrada y la salida. Otras opciones menos costosas para la modificación de la bañera son la compra e instalación de bandas de seguridad, la adición de un pasamanos y una barra de seguridad, y la colocación de un banco en la bañera para ayudar a la persona mayor a entrar y salir de la bañera con seguridad.
  5. Contratar a una persona para que ayude en casa. Por último, en caso de que no sea posible realizar las modificaciones anteriormente descritas o se carezca del presupuesto suficiente, siempre se puede contratar a una persona para que ayude en las tareas domésticas en las horas que haga falta.

En Adiper ofrecemos los mejores servicios y los mejores cuidadores. Póngase en contacto con nosotros hoy mismo para recibir atención personalizada para personas mayores en su hogar. Nos encantaría conocer las necesidades de su ser querido y desarrollar un plan de cuidados personalizado sólo para él.

Visítanos en https://www.adiper.es/ o llámanos al 924 667 578

Adiper te cuida.

, , ,
iRural: La primera feria tecnológica del mundo rural.
Las ventajas de contratar servicios de ayuda a domicilio.

Entradas relacionadas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.