Los abuelos molones son de película

Fue en el 2009 cuando los estudios de cine Pixar y Walt Disney produjeron la película de “Up” . Un largometraje cuyo protagonista era un abuelo gruñón que tras la muerte de su esposa desea cumplir el sueño que ambos habían diseñado: viajar hasta las “Cataratas Paraíso” y terminar allí sus vidas. Pero fue un niño gordito e insistente el que se cruza en el camino y juntos viven una nueva aventura. Esta película está cargada de valores como el respeto a los animales, la naturaleza, la lealtad y la familia. Entonces “Up” nos enseñó lo incierto que hay en los tópicos de los mayores. A través del gesto enfadado del señor Fredricksen y  la ternura  de Rusell, nos recordó la importancia que los abuelos tienen en la familia y principalmente en el desarrollo de la infancia, donde un abuelo gruñón se convierte en un abuelo molón de película.

La última película animada “made in Sapin” lo ha vuelto hacer. La película “Atrapa la bandera” nos muestra la importancia de la familia, de esos abuelos molones y de la convivencia de varias generaciones juntas.

Con todos los ingredientes de una película americana, bandera incluida, los creadores de Tadeo Jones se basan en la incredulidad, por gran parte de la población, de  la llegada del hombre a la luna para desenmascarar el falso mito de los abuelos como lastre social y económico.

La importancia de los mayores se hace latente al necesitar de la sabiduría y el conocimiento de los jubilados para que la generación que ahora está en edad laboral, pueda desempeñar con éxito una misión.

Esta vez, un grupo de Astronautas retirados en una residencia, son los que ponen en marcha el viejo cohete espacial Apolo 12, para regresar de nuevo a la luna y, de paso, terminar con el malo malísimo y salvar la tierra, -“¡casi nada, en mi opinión!”.

Pero para llevar a cabo esta misión han de colaborar los astronautas  veteranos con los actuales (casualmente sus hijos). Es la tercera generación (nietos)  los que con sus travesuras ponen el toque de humor y consiguen poner fin a viejos conflictos familiares. Una metáfora hecha animación de la sociedad actual en la que las tres generaciones han de convivir, respetarse y  aceptarse pese a las diferencias para llevar a cabo una gran misión, que en este caso es la vida familiar y la educación de los más pequeños. O lo que es lo mismo “nuestro pequeño universo particular”

Americanadas al margen, el empoderamiento de los mayores en la sociedad se hace visible en esta película y muestra a través de los ojos de un niño lo bello de vivir una aventura con un mayor molón.

¿Acaso hay algo más emocionante que montarse en un cohete y viajar a luna antes de los 15 años? Seguro que no. Pero como todos no tenemos esta oportunidad, os invitamos  a hacer memoria y evocar ese momento en el que vuestro abuelo o abuela os llevó a las estrellas.

https://www.youtube.com/watch?v=qoZo9MiICo0

, , , , ,
Adiós Ola de calor. Bienvenida “Ola de gripe”
El legado de los difuntos

Entradas relacionadas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.