BLUE ZONES, EL PARAISO DONDE VIVES MÁS TIEMPO.

¿Cuáles son los países dónde vivir más y mejor?  ¿Te lo has preguntado alguna vez?. Son las Blue Zones. Te lo explicamos.

El periodista Dan Beuttner, del National Geographic, lleva años estudiando las Zonas Azules (Blue Zones en inglés). Las zonas azules son lugares en el mundo donde viven las  personas más longevas, donde el porcentaje de personas con 100 años de edad o más tienen más presencia en la sociedad.

Como consecuencia, basándose en sus propias investigaciones, Beuttner a establecido una lista de los países donde cumplir años es sinónimo de felicidad.

  • Cerdeña en Italia
  • Okinawa en Japón
  • Icaria en Grecia
  • la península de Nicoya en Costa Rica y
  • Loma Linda en California

Resumiendo, todos tienen unas unas características específicas locales. Parece que sus prácticas dan lugar a una alta incidencia de casos de longevidad.

Blue Zones

Principalmente, han sido identificadas por científicos y demógrafos y las conocemos gracias, sobre todo, a Beuttner.

Así, Beuttner, con la ayuda de un grupo de antropólogos, médicos y epidemiólogos,  han llegado a la conclusión de que para convertirse en parte de una de estas zonas azules, hay que seguir unas pautas fundamentales.

Envejecimiento activo, clave para conseguir estar entre las Blue Zones

Sobre todo, la importancia del cuidado en la edad adulta y disfrutar de un envejecimiento saludable, con menor incidencia en casos de discapacidad y/o dependencia, hace más feliz a la persona y a su entorno más inmediato.

Por ejemplo, una buena dieta, actividad física y mucha importancia para la parte espiritual y familiar. Son bases para el secreto de una vejez feliz.

  • En primer lugar, su dieta se basa en el pescado en abundancia con mucha verdura y aceite de oliva. Comen en menor medida carne y no suele ser roja. Dan más importancia a aquellos animales que han sido alimentados de forma natural. Consumen vino con frecuencia, pero no en grandes cantidades
  • Realizan ejercicio de forma regular y procuran estar estar siempre en movimiento, sin necesidad de  establecer una rutina deportiva.
  • La parte espiritual tiene mucha importancia y la gran mayoría pertenecen a alguna confesión religiosa. La fé y un motivo para vivir, se traduce en una visión optimista del mundo y en su medio habitual de vida.
  • Finalmente, la relación con su familia y su sociedad es intensa. Son personas altamente implicadas en reuniones familiares y sociales de todo tipo, siendo en numerosas ocasiones, elementos centrales de la organización.

En conclusión, esta filosofía es la que debería de primar en nuestra sociedad y es en la que se está trabajando desde muchas organizaciones, también desde Adiper. Especialmente debemos afianzar nuestros conocimientos, investigar de forma coordinada y conjunta, conseguir nuestro “Proyecto Blue Zones” en nuestro entorno más cercano, animar a cambiar nuestros hábitos de vida y luchar por llegar a cualquier rincón del planeta con este conocimiento.

Como resultado, unidos, seremos fuertes ante el envejecimiento. Pensaremos y haremos que la longevidad y calidad de vida sea uno mismo.

, , ,
Día del Trabajo y también para el que cuida
Así nos vamos adaptando al envejecimiento de la población

Entradas relacionadas

1 Comentario. Dejar nuevo

  • El enfoque sobre el envejecimiento-vejez debe ser abordado como un proceso continuo, individual, universal e irrepetible en cada generación. Como experto en esta área del conocimiento considero que debemos abordar la construcción de los múltiples procesos asociados desde lo biológico, lo demográfico, lo político, la calidad educativa y lo económico. Donde estos co-factores de forma independiente o asociados interaccionan de forma independiente o asociados para co-crear procesos complejos que de alguna forma contribuyen a consolidar conductas y donde lo importante es que estas conductas consoliden resultados que favorezcan la salud y no la enfermedad para tiempos de vejez. Otro aspecto importante asociado es el sistema público y/o privado de salud, que dentro de las políticas públicas participen a través de los profesionales de la salud de forma proactiva y no reactiva. A lo que se debe sumar el rol de los ciudadanos como agente social de salud o de enfermedad. En este contexto y escenario la educación y la calidad de los profesores es otro co-factor importante como generador de enfermedad o salud.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú