Día del Trabajo y también para el que cuida

Precedentes e historia del Día del trabajo

Como cada año desde hace casi 130 años se celebra el 1 de mayo, como El Día del Trabajo. Para remontarse a los orígenes de este día festivo, debemos trasladarnos al año 1886 en Estados Unidos. En aquella época, los trabajadores habían comenzado a luchar por conseguir una jornada laboral de 8 horas.

Los sindicatos consideraban justo, que, si el día tenía 24 horas, se repartiera en tres partes:

  • Un tercio se dedicara al trabajo,
  • otro tercio al descanso,
  • y el último tercio a la familia y actividades lúdicas.

Se evitaba la norma que establecía la única limitación de no poder trabajar más de 18 horas seguidas sin causa justificada.

Si los patronos no respondían a la petición, los trabajadores amenazaron con empezar una huelga que comenzó el 1 de mayo, hoy, día del trabajo.

En Chicago, la huelga se prolongó durante tres días más. Se registraron violentos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes que acabaron con casi una decena de muertos y multitud de heridos. La tensión entre las autoridades y los trabajadores alcanzó su punto máximo en la plaza de Haymarket. Allí explotó un artefacto que terminó con la vida de un policía y responsabilizaron a los manifestantes deteniendo a más de 30 personas.

La primera piedra del Día del Trabajo

De todos los detenidos tres fueron condenados a prisión y otras cinco fueron sentenciadas a pena de muerte en la horca. Entre ellos estaba el periodista Adolf Fischer que escribió en su periódico:

«Trabajadores: la guerra de clases ha comenzado. Ayer, frente a la fábrica McCormick, se fusiló a los obreros. ¡Su sangre pide venganza!»

El asesinato les encumbró con el nombre de ‘mártires de Chicago’, y en 1889 se declaró el 1 de mayo como el Día del Trabajador. La lucha obrera había conseguido que los sectores patronales accedieran a implementar la jornada de ocho horas.

El Día del Trabajador se celebra cada 1 de mayo. Es considerado festivo  nacional y por lo tanto no laborable ni lectivo en todo el país. No solo se conmemora en España sino también en el resto del mundo. El primer día del quinto mes del año se festeja de una manera especial.

Curiosamente, en el país donde se originó este hito, EEUU, no celebran el acontecimiento en esta fecha. Lo conmemoran con Canadá el día 1 de septiembre, y lo hacen por miedo a que el comunismo arraigue en la nación.

Día de agradecimiento, respeto y apoyo.

Mañana, es un día para agradecer el trabajo diario de todos los profesionales o familiares que cuidan de otras personas dependientes haciéndoles la vida más feliz. Un día para recordar que el cuidado a la persona, no entiende de horas en el reloj. No entiende de fechas en el calendario. Un día dedicado a esas personas que no pueden solo atender a sus familiares un tercio del día sino que están las 24 horas disponibles.

Feliz día del trabajo

Todos debemos gradecer a todas aquellas personas que se levantan todos los días, no solo el día del trabajo, con una sonrisa a nuestro familiar. Les facilitan y enseñan a hacer las tareas por ellos mismos. No hay trabajo más bonito que devolverles la dignidad y la autonomía a todas las personas que por circunstancias de la vida ya no pueden valerse por sí mismas.

Sirvan estas líneas desde Adiper, para felicitar por su esfuerzo y su trabajo diario. Agradecer su relación con el enfermo. Esto es clave para que la personas se sienta a gusto, conservando en lo posible los hábitos diarios dentro de su propia casa. La empatía tiene que ser una característica innata de los cuidadores.

Se necesitan cuidadores

Un cuidador es mucho más que un trabajador, es nuestra persona de apoyo, la que nos protege y motiva, la que nos mueve y obliga a mejorar. La responsabilidad de cuidar a un enfermo requiere disciplina e ilusión y debe adelantarse a los acontecimientos.

Las personas cuidadoras de mayores pueden sufrir ansiedad y depresión. El 83,5% de los mayores dependientes están atendidas por familiares, mujeres en su mayoría. Una alta dedicación a la persona y baja satisfacción por el apoyo social recibido. Sus motivos para cuidar están más próximos a la obligación moral que a la reciprocidad. La vida de los cuidadores puede verse afectada de muchas maneras:

  • en las relaciones familiares,
  • el trabajo,
  • situación económica,
  • tiempo libre,
  • salud o
  • estado de ánimo.

Hay pocos hombres cuidadores. Esto pone de manifiesto que en nuestro país se mantiene la estructura familiar tradicional. La selección de personas cuidadoras está basada en criterios de género.

Enriquecimiento personal

Aun así, no todos los cambios son negativos. A pesar de las dificultades puede resultar una experiencia muy satisfactoria cuando esta labor se hace por una persona querida. Se descubren unas cualidades que hasta entonces no conocían. No son pocos los que manifiestan haber “crecido” como personas después de enfrentarse a situaciones muy dolorosas.

A todas y todos, feliz día del trabajo.

, , , , , ,
Familiar con Demencia, 10 consejos para cuidarlo
BLUE ZONES, EL PARAISO DONDE VIVES MÁS TIEMPO.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú