Cómo potenciar la autonomía de las personas mayores. El director de tu vida

En el episodio número 11 de Adiper Radio, con María Barco y Judith Arias, hablamos de cómo potenciar la autonomía de las personas mayores o dependientes.

Errores más frecuentes de los cuidadores

A veces, nuestro interés por ayudar a la persona que necesita cuidados, se vuelve contra nosotros, y además hacemos flaco favor a la persona dependiente. Nos volcamos tanto en sus cuidados que en ocasiones limitamos su propia autonomía. Por ejemplo, damos de comer  a nuestro familiar cuando todavía puede hacerlo por si mismo. Invalidamos así las capacidades que todavía conservan, y esto les hace personas todavía más dependientes. Por eso hoy queremos daros unos consejos sobre cómo potenciar la autonomía de las personas que cuidamos.

Consejos para potenciar la autonomía de las personas que cuidamos

Lo más importante será respetar sus capacidades, es lo principal para que ellos sean los directores de su propia vida.

Debemos reflexionar sobre los cuidados de nuestra persona querida, una de las cosas más importante es respetar sus gustos. Por ejemplo, para las mujeres es muy importante cuidar su pelo, hacerse trenzas, moños o lo que a ellas les favorezca. Y muchas veces los cuidadores deciden cortar el pelo para que sea más fácil la tarea del aseo por ejemplo. No se dan cuenta que el pelo puede ser una seña de identidad que deberíamos respetar. Debemos respetar las señas de identidad de cada persona, para que cuando se miren al espejo se reconozcan.

Mantener, en la medida de lo posible, los hábitos o rutinas de la persona dependiente, horario de comidas, paseos, etc.

Que los cuidadores no elijan por la persona dependiente, ya sean comidas, tipo de actividad, salidas… debemos planificar el día a día de la persona pero haciéndoles partícipes. Que cada uno lleve las riendas de su vida, esto le dará muchas más autonomía y mucha más autoestima que cualquier otra cosa.

No dar nada por hecho, ni intentar adivinar qué quieren. Siempre hay que preguntarles qué quiere para comer, qué quiere hacer, dónde quiere ir, etc.

Disponer de las ayudas técnicas necesarias, bien sea a la hora de hacer traslados, movilizaciones, etc. Cuando se trate de personas de movilidad reducida, proporcionarles andadores, sillas de rueda, o cualquier otro objeto que necesiten para su traslado.

Intentar acompañar a la persona siempre en la consecución de objetivos o logros. Esto también eleva su nivel de autoestima. Pequeños objetivos pero muy respetables. El cuidador debe ser el facilitador de estos objetivos.

Aplaudir sus pequeños logros, reconocerlos.

Centrarse en las capacidades y no en las carencias que tiene la persona.

Para terminar este último capítulo de Adiper Radio os dejamos una poesía sobre los cuidados, una poesía de Mario Benedetti:

No te rindas, aun estas a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.

porque cada día es un comienzo,
porque esta es la hora y el mejor momento,
porque no estas sola,
porque yo te quiero.

, , ,
¿Cuidador profesional o cuidador familiar?
EPOC en personas mayores

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú