cuidando nuestra piel

El cuidado de la piel es un tema de una gran relevancia, más allá de los típicos cuidados que se suelen aplicar a la cara. Además, se trata de una serie de cuidados que debemos tener presentes en todas las etapas de nuestra vida.

Nuestra piel puede envejecer por dos motivos: por la edad y por la exposición al sol, de ahí la importancia de utilizar cremas protectoras solares.

En consecuencia, las personas mayores necesitan de mayor atención y cuidados, y resulta de vistal importancia que cuenten con los cuidados y productos necesarios para que puedan disfrutar de una piel saludable, lo que mejorará su calidad de vida. El cuidado de la piel evita problemas en la misma que puedan tener su origen por diversos motivos.

A continuación hablamos de las lesiones en la piel más frecuentes.

Lesiones más frecuentes

Las úlceras por presión afectan a un 9,1% de los pacientes que reciben atención domiciliaria, a un 8,91% de los pacientes ingresados en los hospitales de agudos y a un 10,9% de los pacientes ingresados en residencias asistidas, lo que ha llevado a describirlas como la epidemia debajo de las sábanas.

Úlceras venosas: Representan entre el 80 y 90% del total de las úlceras vasculares y el 69% de las úlceras de piernas en nuestro país.

Úlceras arteriales: Se calcula que el 7,2% de las lesiones localizadas en extremidades inferiores son de este tipo. La prevalencia de las úlceras arteriales se sitúa alrededor del 5% de todas las úlceras vasculares, y la incidencia suele situarse entre 20 y 40 por cada 100.000 personas/año.

Lesiones cutáneas asociadas a la humedad: Este tipo de lesiones son habitualmente infravaloradas principalmente por un alto desconocimiento. En la práctica se manifiesta en una gran variabilidad clínica y, muchas veces, en deficientes resultados tras su abordaje preventivo o curativo.

A continuación vamos a detallar algunos consejos para prevenir los diferentes tipos de lesiones que se han descrito:

Consejos para prevenir las ulceras por presión

  • Identificar a las personas en riesgo de desarrollar lesiones cutáneas
  • Valoración de forma periódica del riesgo del paciente: estado general, valoración de la piel, movilidad, grado de humedad…
  • Mantener y mejorar la tolerancia de los tejidos a la presión para prevenir lesiones.
  • Revisar diariamente las condiciones de la piel, mantener la piel limpia y seca en todo momento, aplicar cremas hidratantes hasta su completa absorción…
  • Proteger ante los efectos adversos de las fuerzas mecánicas externas: cambios de postura que se deberán realizar reduciendo en lo posible el impacto, conseguir que el paciente adopte posturas correctas…

Consejos para prevenir las ulceras venosas

    • Informar y formar a familiares y al propio paciente
    • Abordar los factores de riesgo, especialmente tabaquismo y obesidad
    • Reposo con piernas elevadas al menos 3 horas al día.
    • Evitar estar de pié inmóvil mucho tiempo.
    • Tratar el dolor si existe.
    • Utilizar medias vendajes elásticos.
    • Evitar tacones altos.

Consejos para prevenir las ulceras arteriales

  • Informar y formar a familiares
  • Control de enfermedades asociadas (diabetes, obesidad, colesterol, tabaquismo…)
  • Llevar una dieta adecuada
  • Evitar prendas ajustas de cintura para abajo
  • Realizar ejercicio físico diario (30-60 minutos), por ejemplo caminar

Consejos para prevenir las ulceras asociadas a la humedad

  • Limpiar la piel a diario.
  • No frotar la piel y evitar el lavado agresivo.
  • Aplicar crema hidratante adecuada
  • Aplica protector en la piel para reducir el contacto.
, , ,
Alimentación saludable
Alimentación saludable en verano
Miguel y su mirada triste

Entradas relacionadas

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú