La medicación en personas mayores

La medicación en personas mayores es un tema delicado e importante. Con los años, a partir de los 65 sobre todo, vamos necesitando  fármacos para controlar la tensión, el azúcar o el colesterol. Eso si no tenemos ninguna otra enfermedad crónica.  Como mínimo debemos controlar que esos niveles estén entre los  parámetros adecuados.

La administración de medicamentos en personas mayores

A partir de los 65 años es cuando entramos en esa fase en la que es raro no tomar medicamentos a diario. El proceso de envejecimiento conlleva la disminución de las funciones orgánicas, destacando sobre todo los fallos renales, trastornos en el sistema nervioso, fallos hepáticos, insuficiencia cardíaca y respiratoria, arteriosclerosis, colesterol, trastornos del sistema inmune, artritis o reuma son las afecciones más comunes que se presentan con la edad.

Todos estos trastornos requieren una correcta administración de medicamentos, pero cuando el mayor sufre varias afecciones y deben tomar varios fármacos todo se complica. Cada uno requiere un horario y unas pautas de administración, antes de comer o después, cada ocho horas, cada 12 o cada 24, con las comidas o en ayuno, etc.

Este problema se agrava cuando las personas mayores viven solas o padecen alguna demencia. En estos casos es corriente  que se olviden de tomar la medicación correctamente, o que lo hagan a deshora, incluso cabe que se automediquen con los problemas que esto puede traer. Pues las personas mayores son más susceptibles a las reacciones adversas de los medicamentos, o a una mala interacción entre ellos.

medicación para mayores

Consejos para una correcta medicación en personas mayores

Para que no se produzcan confusiones a la hora de tomar los medicamentos, que además es la causa principal de ingreso en las residencias para mayores, os dejamos algunos consejos que pueden resultar útiles a la hora de suministrar la medicación en personas mayores:

  • Lo primero  es tener claro cómo se llama el medicamento, cuál es su posología y para qué sirve. Si no lo tenemos claro tendremos que volver a la consulta del médico que lo  haya prescrito. También debes preguntarle sus posibles reacciones adversas o su interacción con otros medicamentos que estés tomando.
  • Preparar la medicación diaria o semanal en pastilleros.
  • Poner alarmas para que no perdamos ninguna toma.
  • Apoyarse en su farmacéutico/a, pues ellos, según la Sociedad española de farmacia familiar y comunitaria, deben tener una ficha por cada cliente en la que aparezca los medicamentos que toma, su horario, y el tiempo prescrito. Es muy importante la interacción entre  el médico, el farmacéutico y el enfermo.
  • Existen también, sistemas personalizados de dosificación en las farmacias que emiten sonidos o señales luminosas para que los mayores no  olviden sus tomas, algo muy útil que cada vez utilizan más farmacias.
  • Y hay además un montón de aplicaciones móviles que ayudan también en esta tarea.

Cualquier cosa que ayude a recordar el horario y el modo de administración de los fármacos vale. La correcta administración de los medicamentos conlleva en muchas ocasiones la efectividad o no de los tratamientos. Por eso, desde Adiper os ayudamos a que aprendáis las técnicas necesarias para una correcta administración de los medicamentos. Es un curso de 17 horas de formación durante las que aprenderéis los principios de farmacología, la preparación de la medicación, cómo poner aerosoles u oxígeno, los posibles riesgos o interacciones de los medicamentos y unas nociones básicas sobre botiquín.

 

, ,
Otra forma de comunicarte |Podcast 4
Problemas de corazón más comunes en los mayores

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú