Cuidados después de un Ictus. Objetivo, la autonomía

La recuperación tras un Ictus dependen de varios factores: zona afectada, estado físico y otros. Además, es necesario entender cómo se produce, antes de saber cuáles deben ser los cuidados después de un Ictus.

¿Qué es y cómo se produce un Ictus?

En principio un  ictus es un accidente cerebro-vascular,  también conocido como embolia o trombosis. Un ictus es la consecuencia de  una obstrucción o rotura de un vaso sanguíneo que lleva sangre al cerebro. Y dependiendo de la causa que lo provoque (obstrucción o rotura del vaso sanguíneo) recibe un nombre u otro. Cuando se produce el accidente cerebro-vascular, el flujo sanguíneo con oxígeno y glucosa, no llega al cerebro, y al no llegar oxígeno ciertas células de las zonas afectadas mueren.

Existen dos clases:

  • isquémicos; que es cuando una arteria queda obstruida por un coagulo  de sangre y
  • hemorrágicos; que es menos frecuente y  se produce cuando se rompe el  vaso sanguíneo. Causando una hemorragia en el cerebro que limita también que llegue el oxígeno a la parte afectada.

En este blog venimos hablando de ictus desde hace tiempo, aquí te dejamos otro artículo relacionado que también te servirán de ayuda.

y también te servirá de ayuda el siguiente vídeo realizado por la Sociedad Española de Neurología sobre el Ictus:

¿Cuáles son las causas?

Un ictus puede estar causado por muchas cosas, pero los principales factores de riesgo son los siguientes:

  • presión arterial alta ( hipertensión)
  • la edad, pueden surgir en cualquier momento, pero sobre todo a partir de los 55 años, y  el riesgo de padecerlo aumenta considerablemente con la  edad
  • diabetes
  • herencia familiar
  • haber tenido un ictus recientemente
  • el  tabaquismo
  • beber alcohol con frecuencia

Secuelas que puede dejar un Ictus

Esto va a depender de la parte del cerebro que se vea afectada. Si la lesión se produce en el hemisferio derecho del cerebro, será la parte izquierda de nuestro cuerpo la que sea afectada. Y si se produce en la  región izquierda,  se verá afectada la parte derecha.

Las secuelas pueden afectar a la deambulación, la visión, la coordinación, la fuerza, etc. Y entre las secuelas más comunes están:

  • parálisis facial, o del lado correspondiente del cuerpo
  • problemas para comunicarse o del  lenguaje, dificultad para hablar o entender
  • dificultades para andar
  • pérdidas de memoria
  • problemas para ver por alguno de los ojos
  • debilidad en las extremidades o adormecimiento

Cuidados después de un Ictus

La recuperación tras un ictus dependerá de la zona afectada por supuesto, pero también del estado físico anterior del paciente. Y tras un ictus se pueden dar 3 circunstancias:

  1. Recuperación inmediata; esto suele ocurrir cuando se trata de ataques isquémicos transitorios que no suelen dejar secuelas.
  2. Recuperación en varias semanas o meses, tras una rehabilitación acorde con las secuelas.
  3. O empeoramiento del paciente en las siguientes horas, cuando se complica por cualquier problema neurológica, fiebre o infección.

Así pues, la atención y los  cuidados a personas que han sufrido un accidente cerebro-vascular han de estar orientadas siempre a promocionar su autonomía personal. Esto proporciona al paciente bienestar físico, emocional y social.

Es importante que el cuidador esté formado y conozca la enfermedad y su evolución. La mejor opción para el paciente es un cuidador formado en terapia ocupacional o fisioterapia, un cuidador profesional que ayude al paciente a mejorar su calidad de vida.

, , ,
Programa Compañía de AFAL. Adiper Radio
Programa compañía de A.F.A.L. Quien a buen árbol se arrima…
beneficios del baile
Beneficios del baile. Bailando se quita el frío

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú