Educación para cuidadores

La profesión de cuidador requiere vocación sobre todo, porque la educación para ejercer como cuidadores es algo que se puede adquirir posteriormente. Vamos a explicar las distintas clases de cuidadores, y qué estudios son necesarios para trabajar como cuidador de personas mayores.

Tipos de cuidadores

Los llamados comúnmente “cuidadores informales”: Suelen ser familiares que se hacen cargo del cuidado de la persona que lo necesite. Mayoritariamente, esta labor es desempeñada por mujeres del círculo íntimo de la persona necesitada. Si se trata de mayores dependientes el trabajo de cuidador recae casi siempre en hijas, o familiares muy cercanos. Los cuidadores informales además no suelen tener una retribución a cambio del trabajo, y en muchos casos sufren un gran estrés a causa de su falta de capacitación. Pues ven mermada su libertad, y también suelen ser consciente de que el trabajo de cuidador requiere una serie de conocimientos que no tienen.

Los cuidadores formales no profesionales: que son aquellos que ejercen la profesión de cuidador de forma remunerada pero sin ningún tipo de formación profesional.

Y los cuidadores formales profesionales: Son personas formadas que ejercen la profesión que han elegido, y trabajan de forma remunerada.

Educación para cuidadores

Educación para cuidadores

Existen varios tipos de capacitación, certificados homologados, cursos especializados, masters, titulaciones universitarias, módulos profesionales, FP de grado medio, etc, dependiendo de la rama que elijas a la hora de trabajar con personas mayores.

Lo que está claro es que desde 2018 es obligatorio poseer una titulación que certifique tu formación. Para trabajar como cuidador debes obtener cualquiera de los dos certificados siguientes:

¿Cómo se obtienen los certificados de profesionalidad?

Puedes obtener tu certificado de profesionalidad mediante la formación reglada que se  imparte en cada comunidad autónoma, a través de institutos o centros educativos, y academias homologadas. O también, a través de la acreditación de competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral. Este procedimiento, la acreditación de competencias, se realiza a través de las convocatorias que realice cada comunidad autónoma.

Pero además existe una tercera vía para aquellas personas de edad igual o superior a 55 años, cumplidos a 31/12/2015, que estén desempeñando sus funciones en las categorías profesionales de Cuidador/Gerocultor y de Auxiliares de Ayuda a Domicilio. Deben acreditar una experiencia de al menos tres años, con un mínimo de 2.000 horas trabajadas en esas categorías profesionales en los últimos 10 años. Quienes cumplan estos requisitos quedarán habilitados de forma excepcional en la categoría que corresponda, en el ámbito de su comunidad autónoma.

Si te gusta trabajar en el ámbito sociosanitario, con personas mayores, y quieres formarte, como ves lo tienes fácil. La educación para cuidadores es esencial en estos momentos, y es un sector en constante crecimiento. Así que aprovecha la oportunidad para formarte y trabajar en lo que quieres.

, ,
Asociaciones de mayores
Asociaciones de mayores y su labor
Excelentes: personas que cuidan de personas
Profesiones con futuro relacionadas con los mayores

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú