Los retos para lograr un envejecimiento activo y saludable. Parte 1.

En la anterior entrada se estuvo hablando sobre los desafíos del envejecimiento de la población. A continuación, se abordarán los retos a los que se enfrenta la sociedad para lograr un envejecimiento activo y saludable para garantizar el bienestar de las personas mayores. Debido a la extensión del artículo, se dividirá en dos entradas para facilitar su lectura.

Respecto a los retos, nos basaremos en el estudio realizado por los expertos y expertas de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC), que identificaron los siguientes retos:

  1. Frenar el ritmo del envejecimiento.

Con las mejoras en la tecnología y los avances en el sistema de salud, es inevitable que las personas vivan cada vez más, pero, ¿esto supondrá una mejora de la salud en la vejez o simplemente significará vivir más años en un estado de salud deteriorado?

Es una cuestión abordada por Salvador Macip, un investigador de la UOC, el cual, junto a otros investigadores internacionales, ha ido estudiando y diseñando unos anticuerpos para destruir células viejas y frenar el envejecimiento.

  1. Revertir la fragilidad y retrasar la discapacidad.

Con la edad, es indiscutible que vayamos perdiendo peso de forma involuntaria o perder la memoria, entre otras cosas. Para Inzitari y Vall d’Hebron, investigadores del envejecimiento activo, estudian para retrasar este fenómeno.

Las acciones que se pueden realizar son, entre otras, practicar ejercicio físico, mantener una dieta saludable, cuidar el sueño, revisar la medicación y fomentar las relaciones sociales.

  1. Conseguir un envejecimiento saludable del cerebro.

Como indica Diego Redolar, neurocientífico de la UOC, la salud cerebral es una pieza clave para mantener las capacidades cognitivas, para prevenir enfermedades neurológicas y para minimizar el impacto en caso de que se den.

Para evitarlo, es crucial minimizar el estrés, tener una buena calidad de sueño, practicar ejercicio físico, hacer entrenamiento cognitivo y disponer de apoyo social.

  1. Combatir la soledad y la gerontofobia.

La soledad no deseada es uno de los mayores riesgos para el deterioro de la salud de las personas, y un factor determinante que favorece su entrada en riesgo o situación de dependencia.

Para prevenirlo, Daniel Rueda propone formar a los profesionales en la detección de la gerontofobia y concienciar a la ciudadanía en la prevención.

VUELVEN LOS TALLERES DE ENVEJECIMIENTO ACTIVO Y DE MEMORIA

Como se observa, actualmente tenemos una gran lista de retos a las que debemos abordar en el menor tiempo posible. Recordemos que la sociedad está cada vez más envejecida y que las personas mayores serán en un futuro cercano el principal pilar de la economía mundial. En la próxima entrada se continuará hablando sobre los retos a los que se enfrenta el envejecimiento de la población.

, , ,
El envejecimiento de la población: un desafío para la sociedad
Los retos para lograr un envejecimiento activo y saludable. Parte 2.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.