La alimentación en verano

¿Te alimentas bien en verano? En esta época del año conviene más que nunca estar bien hidratados. Debes beber entre 2 y 3 litros de agua diarios, pero si no lo consigues, existen alimentos que te aportan hidratación por su alto contenido en líquidos. La alimentación en verano debe ser abundante en líquidos, refrescante y cargada de vitaminas que aporta la fruta de temporada. A continuación te proponemos la mejor alimentación en el verano.

Comidas de verano: la ensalada será la reina de la mesa

Con la llegada del calor suele disminuir el apetito y las ganas de cocinar, por eso es aconsejable prepara platos que supongan poca elaboración y que nos entren por los ojos. platos de verano  poco elaborados, ligeros, refrescantes y ricos. Una buena alternativa son las ensaladas.

Aunque no es conveniente dejar las legumbres, pues aportan al organismo un montón de nutrientes necesarios. Es  cierto que las legumbres se asocian más con el invierno, los potajes, los guisos, platos contundentes y reconfortantes. Y en verano los platos de cuchara, calientes, apetecen más bien poco (me entran sudores nada más pensarlo). Pero hay que buscar alternativas para seguir manteniendo las legumbres en nuestra dieta. ¿has probado las ensaladas de legumbres?

Alimentación en verano fruta fresca

Recetas de ensaladas de legumbres

Puedes hacer ensalada con las legumbres que más te gusten:

  • 150 gr de garbanzos, lentejas, judías, o cualquier otra legumbre en conserva
  • un tomate maduro
  • 2 huevos cocidos
  • 100 gr de palitos de cangrejo
  • una lata de maíz dulce
  • 20 gr de cebolla picada muy fina
  • 40 gr de pimiento rojo y otros  40 de pimientos verdes
  • aceite, vinagre y sal al gusto

En realidad, las  ensaladas de legumbres toleran bien cualquier otro ingrediente que se os ocurra: aceitunas verdes o negras, lechuga, jamón cocido, ventresca de atún, queso fresco, etc.

Los mejores postres para una buena alimentación en verano

Pues lo mejor es la fruta de temporada, sandía o melón, que además tienen un tanto por ciento muy elevado de agua. Las ciruelas, nectarinas, melocotones, uvas o peras de agua. Que además puedes convertirlas en helados, la opción más rica y saludable de todas. Solo tienes que triturar la fruta, añadir azúcar al gusto y meterlo al congelador. Eso sí, antes de que llegue a solidificarse por completo, lo sacas, lo vuelves a triturar y de nuevo al congelador. Debes repetir esta acción al menos 2 ó 3 veces para que quede cremoso.

Pero si quieres trabajar menos todavía, el helado de vainilla casa perfectamente con muchas frutas de temporada. Por ejemplo, una bola de helado de vainilla con frutos rojos, frambuesa o arándanos, para aportar el antioxidante de estas dos frutas. El helado de vanilla también es la combinación perfecta con unos dado de manzana. O el helado de chocolate con albaricoques, cerezas o sandía.

Aprovecha la fruta y verdura de temporada para realizar platos de verano sabrosos, jugosos y sin a penas calorías. La alimentación en verano es muy importante, cuídate a través de la alimentación, haz ejercicio moderado, evita el sol en las horas centrales del día, bebe mucho líquido y disfruta del verano.

, , , , ,
Turismo en septiembre
Turismo en septiembre. Una gran alternativa
La historia de Adiper
‘La historia de Adiper’ | Podcast 1

Entradas relacionadas

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú